sábado, 13 de diciembre de 2014

¡Ya huele a Navidad!

Con los primeros días de diciembre llega cada año un airecillo helado que nos enfría la nariz. Y es entonces cuando las calles comienzan a oler a Navidad y yo miro impaciente el calendario esperando a que llegue el día 13.


Cuando era pequeña, en casa, era costumbre colocar el belén y el arbolito de Navidad el 13 de Diciembre, en muchas casas catalanas existe esta tradición, pero en nuestro caso además coincidía con mi Santo, así que se convirtió en una manera divertida y bonita de celebrarlo. 

Desde que me marché de casa de mis padres, hace ya 12 años, he conservado esta tradición.

Hoy ya es otra vez 13 de Diciembre y ya estoy con esas cosquillas tan especiales que se meten en la tripa, cuando algo hace muchísima ilusión.

Se nos han pegado un poquito las sabanas está mañana, así que en un ratito comenzaremos a decorar y a celebrar... mientras, os dejo algunas fotitos del 13 de Diciembre del año pasado:


El año pasado decidimos jubilar a nuestro anciano arbolito blanco, que se había quedado sin apenas hojitas. Me acompañó en tantas Navidades que hasta solté alguna lagrimilla... y seguro que la Sally lo echa de menos, pues menudos viajes le daba... 

Como no encontramos un árbol blanquito que estuviera en condiciones, finalmente nos decidimos por uno verde y esto nos llevó a sacar de las cajas, nuestros adornos con formas más tradicionales.

Atrás quedaba mi amado arbolito blanco todo lleno de muñequitos y de adornos rosas, verdes y morados...


Desde que vivo con el Sr. Luno nunca habíamos colocado un belén y eso que en nuestras respectivas familias es algo muy arraigado, sobre todo en la de él, que lo colocan en la casita de la montaña en una mesa gigante junto a la chimenea. 

Pero el año pasado el Sr. Luno se presentó en casa con un belén un tanto peculiar, que me hizo reír muchísimo y disfrutamos como peques poniendo por primera vez, nuestro belén. 


Por supuesto, la Sally no le quitó ojo... 


También hubo tiempo de hacer un bizcocho de chocolate con nueces:


Y un montón de galletas navideñas:


De mantequilla:



Grandes decoradas con "Royal Icyng" o "Glasa Real": 


Era la primera vez que hacía royal icyng y tras mirar mil tutos en youtube, este fue el resultado ^-^


Y unas sin azúcar decoradas con guindas rojas y verdes, para mi padre:


Fue muy entretenido hacerlas y este año tenía pensado volver a las andadas, pero se nos ha hecho un poquito tarde. 



Espero que tengáis una Navidad preciosa, llena de amor, abrazos y besos.

Gracias por estar ahí, ya hace casi dos meses desde que retomé el blog y no puedo estar más agradecida.

¡Besitos y Feliz Navidad!




P.D: Esta vez no os espero en el tejado ¡que hace mucho frío! :P