jueves, 28 de abril de 2016

Regalitos para mamá


El año pasado hice para el día de la madre unos regalitos que no había traído aún por aquí y esta mañana me acordé de ellos, porque estoy corre que te corre acabando los de este año.

Sé que tengo pendiente comenzar con los tutoriales de la “Ofrenda a la Primaverapero entre que llegaba Sant Jordi y ahora el día de la madre, pues he pensado en aplazarlo un poquito. Pero tengo muchas ganas de enseñaros como hice cada cosita, como por ejemplo las “Huevi Hadas” que pensándolo mejor, les he cambiado el nombre a “Hadi Huevos” porque según el Sr. Luno, sonaba mejor así jajaja.

Mi madre, que es mujer de recursos, estaba usando una hombrera de alfiletero y yo cada vez que veía ese esperpento le decía: “mamá te tengo que hacer un alfiletero en condiciones”. Pero pasaba el tiempo y nunca se lo hacía… así que el año pasado no solo le hice uno, ¡si no tres! 

A mi madre le encanta que reutilicemos objetos y los hagamos servir para otra función distinta a la que fueron creados.  Así que recordando un alfiletero que hizo Sandra de “Mayninetes Crafty Life” usando un bote de cristal, me dispuse a hacerle uno similar.


 Después realicé otro reciclando una latita vacía y muy limpia, de atún.


Y finalmente le cosí también en un suave fieltro, un mini cojincito (esperando que fuera el sustituto de la hombrera cochambrosa  XD).


Como quería presentárselos juntitos y de la mejor forma posible, pinté una bandejita de madera que lijé con cuidado antes, y forré el fondo con una telita de saco que tenía un estampado de flores. 


Para darle un toque final, le pegué una rosa de resina fucsia.


Quería guardar en el botecito algo especial, que fuera un regalito comprado, así que fui a la gran mercería de Barcelona: “Planas & Linares”.


Y allí vi esta preciosidad de tijeras, sé que este diseño deambula por amazon, etc. Mucho más barata, pero quería tener la garantía de que eran de verdad unas tijeras de calidad y aunque costaron un poquito más caras, valió la pena.


Las guardé dentro del botecito, junto a un dedal nuevo. 

Mi madre quedó encantada y se le escaparon varios grititos porque eran iguales a unas que había visto en “El Tiempo entre Costuras”, una serie que siguió con mucha emoción, pues se había leído el libro y le encantaba.

El costurero de Rosalinda Fox,  “El tiempo entre costuras.”

Como sentía que faltaba alguna cosita más, compré una tacita blanca y una planta.

No sé si recordaréis las tacitas que pinté para mi aniversario de pareja…


Aquí tenéis el tutorial de como las hice.


Pues siguiendo los mismos pasos hice un dibujito en la taza y después metí la plantita dentro.


Y aquí está el regalito que le hice a mi madre, al completo:


Se lo entregué junto a una cajita de bombones, que eso nunca falla :P


Como había comprado dos tazas por si me equivocaba o sucedía algún desastre, utilicé la que me sobró para hacer un detallito de amor, para nuestra casita. 


Un par de semanas después tuvimos que trasplantar las florecitas a una maceta más grande. 

La plantita de mi madre un par de semanas después

Mi madre puso entonces en su tacita, unas flores de papel que tenía por casa muy bonitas y yo ahora uso la mía de lapicero :)

La plantita de mi madre se puso enorme de seguida...




Espero que este Domingo paséis un día estupendo, junto a vuestras princesas.




¡Hasta el próximo día Hadit@s!

¡Chu! 



viernes, 22 de abril de 2016

Velitas y el Principito

Imagen de Mr. Wonderful


¡Feliz Sant Jordi! :)

Como ya expliqué el año pasado aquí, además de ser un día que me encanta es nuestro aniversario de pareja, así que el Sr. Luno y yo mañana tenemos una cita jiji.

Hemos tenido la suerte de que cayera en Sábado y ¡¡estoy tan feliz!!

Queremos irnos a la cama prontito, pues mañana hay que madrugar para aprovechar bien el día, pero no quería dejar pasar la ocasión de desearos un muy feliz día del libro y la rosa, así que la entrada de hoy intentaré que sea muy cortita (rara avis :D).


El año pasado hice un par de velitas gracias a un tutorial que nos enseñó mi querida *Hadita Patty*, se realizaba a partir de restos de velas.



Tras seguir todas las indicaciones vertí el líquido en un tarro de cristal y después  cuando estuvo bien sólido me dispuse a decorar la tapadera, como no… pegando un animalito de plástico (soy adicta, lo sé U_U) y pintándolo después de blanco.


Si quieres ver más botecitos decorados con animalitos, aquí tienes el tutorial que realicé.

Me sobró un poco y recordé que tenía guardada en buen recaudo, una mini tacita muuuy chiquita que me llevé de la casita del pueblo, estaba un poco desportillada en un ladito y nadie la quería.

Así que vertí el resto en ella...


Según el Feng Shui es mejor que no se tengan objetos rotos o desportillados por casa y siempre le he visto cierta lógica... pero con las tazas no lo puedo cumplir, me recuerdan a la tacita desportillada de la bella y la bestia y me da ternura. 



Y esta era tan chiquitita y bonita…




Creo que es importante tener cerca cosas, que al mirarlas nos transmitan sensaciones bonitas.

Nos llenan de candidez, de dulzura... y hace tanta falta contrarrestar todos los estímulos negativos que nos llegan cada día dispuestos a chafarnos las ilusiones, que hay que crear un buen escudo o si lo prefieres un buen chubasquero, para que nos resbale todo eso y seguir por nuestro camino lleno de colores, de amor y de sueños.




En la próxima entrada continuaré con los tutoriales que formaban la “Ofrenda a la primavera”.

Y para despedirme os dejo con un vídeo que encontré hace poco, es el audiocuento de “El Principito” seguro que lo habéis leído muchas veces, pero escucharlo ha sido tan mágico… así que me apetecía mucho compartirlo aquí con vosotr@s. 



Espero que hayáis tenido un precioso día de la tierra y mañana disfrutéis muchísimo del día del libro.

¡Hasta el próximo día!


lunes, 11 de abril de 2016

Ofrenda a la Primavera



¡Qué ganas tenía de hacer algo especial para la primavera! Es mi estación del año favorita aunque de bien cerquita le sigue el otoño con sus días dorados, Halloween y el adiós al horroroso calor.

Pero la primavera llega pintándolo todo de colores claros y alegres, de luz y brillo, los días se alargan y la brisa fresca acompaña a un sol renacido que nos llena de energía.

Y este año la esperaba con mucha ilusión, estoy pasando unos meses maravillosos, de esas épocas que sientes que el viento viene de cara, que sopla a favor y todo aquello que no encajaba cobra sentido y poco a poco todos aquellos pequeños anhelos que guardabas en el corazón se van haciendo realidad, despacio pero sin pausa.

Así que decidí hacer una ofrenda a esta bendita primavera. 

Y este fue el resultado…


Utilicé muchas cositas que guardaba por casa y algunos materiales reciclados.


Aquí os presento un poquito todo el proceso, pero durante este mes de Abril iré publicando como hice cada partecita, pues os puede servir tanto para hacer una ofrenda también, como para realizar alguna de las partes como actividad individual y son actividades tan fáciles, que las podéis compartir con los peques de la casa.


Algunas cositas como la “Cestita de Pascua", sé que hubiera sido mejor traerla antes de Semana Santa pero me fue imposible sacar tiempo en esos días, pero bueno, espero que si os gusta el resultado lo podáis hacer de cara a la Pascua del año que viene o en cualquier momento para llenarla de chuches o de lo que se os ocurra.


(Incluso con la misma técnica se puede realizar una cesta para pedir caramelos en Halloween).


Os puedo adelantar algunos de los materiales que utilicé: Una caja de fresas (bandejita de la Ofrenda), hueveras (margaritas y rosas), Telas y un globo (cestita de Pascua), lanas, tul, cintitas (las Hadi Huevos), un marco de fotos de Ikea, Goma Eva (las mariposas), lana y fieltro (el conejito)…



¡Cómo me divertí haciéndolo! 


Cada vez que lo miro me da una sensación tan especial y bonita… de verdad siento que me va a traer suerte este pequeño homenaje a la Diosa Ostara, a la Primavera.



¡Por cierto! La imagen que preside la ofrenda es de una de mis cartas del tarot favorita. 


La llevé a ampliar y a imprimir, creo que quedó muy bonita con el marquito rosa.






Gracias a todas aquellas haditas y haditos que estáis ahí siempre, pese a que soy un hada muy intermitente, que ahora estoy… ¡Ahora ya no estoy!

¡Hasta el próximo día!


Chu!