sábado, 8 de abril de 2017

La Casita de Muñecas (el proceso)


Primero de todo, la Familia Fox se dirigió al Leroy Sylvanin a por los materiales...


Maderas, tacos, caladora, un par de sargentos, una caja de madera grande y un asa de cuero; pues la intención era hacer una casa-maleta. Siempre me gustaron esas casitas que venden en las jugueterias, que una vez terminado el niño de jugar, cierra la casa y se la puede llevar a donde quiera. 


Uno de los lados lo pinté con Chalk Paint de color menta (ese color me chifla) y el otro lado, lo empapelé con dos papeles de estampados distintos.


Quería que la tapadera de la caja tuviera un dibujo de una casita, pero como se me da fatal dibujar, decidí hacerlo con la técnica de la transferencia de imágenes. Primero probé con una de las rodajitas de madera, que compré para hacer las sillitas de la casa. Hay que frotar el papel con mucho cuidado de no romper la imagen que se está transfiriendo. En la rodaja fue fácil, pero en la tapadera de la caja, casi me dejo el dedo jajaja

Como era la primera vez que realizaba esta técnica, se me rompió un poquito como se puede contemplar en la imagen, pero no me disgustó el resultado, le dio un toque como desgastado y viejo, que me pareció bonito. 


Aquí se puede ver la casa-maleta cerrada y con su asa colocada. 


La primera etapa de la casita, estaba completada, ahora faltaba el interior :)


Tenía unos carretes de madera vacíos que los utilizaría para hacer las patas de la mesa y de las sillas, los compré en realidad, para enrollar las cintitas y las puntillas que siempre tengo desordenadas. Pero caí en que me podrían hacer el apaño. Imprimí la imagen de un campo de estilo similar a la utilizada para la tapadera de la caja, pero esta vez para pegarla detrás de una ventana de madera que compré en una tienda de manualidades. 

Pegué una pieza pequeña de madera que me serviría de pollete para la cocina.
Cosí con la maquina un pequeño mantel que le apliqué un simple zig zag, un par de cojincitos y el edredón para la camita. 


Tenía un par de camafeos de resina en color blanco, de cuando tenía abierta la tiendecita online y los vendía. Se me ocurrió hacer con uno, un pequeño cuadro para la casa y con el otro, el que tenía unos lindos pajaritos, hacer el cabecero de la cama. 

Con un taco de madera lijado, un poco de guata y un trozo de tela de sabana, hice el colchón. 

Pinté de blanco la tablita que iría a los pies de la cama, le puse otra maderita debajo, dejándola al natural (solo un poco lijada), le pegué (con cola blanca) el camafeo de los pájaros y así quedó terminada la camita con su almohada y su colchita. 
Después pasé a hacer la cocinita, lo que más disfruté haciendo fue el horno. Otro taco de madera y un par de tablillas, tres cuentas negras de Hama Beads y un par de botones de madera. Pinté de blanco y negro, e imprimí una imagen que serviría para los azulejos. 


Con trocitos de ramitas y un poco de tela, hice la leña y trapos de cocina.


Compré unos cuantos accesorios para completar la casita, como quería que tuvieran un aire rustico, los busqué en tiendecitas especializadas en miniaturas de pesebres y belenes.

La escalera, la cestita de frutos rojos y la palmatoria, son de esas tiendecitas. 


Aunque la casita esta pensada para el disfrute de todos los Sylvanian de mi amiga, quise enfocarla un poquito más en sus favoritos, por eso en las fotografías que imprimí para decorar, aparecen solo los conejitos.


La Sra. Fox colgó un retrato del "Tio Abuelo Conejo" por que en un pueblo, tener un antepasado de alta alcurnia, viste mucho XD


(Esto se me ocurrió por que en casa de mi abuela, en el pueblo, teníamos un retrato de un tío abuelo de ella, que había sido rico y había mil leyendas sobre él jajaja).

Edité con pegatinas del (picmonkey) una fotografía de un conejo Sylvanian
 (el pelo es un bigote jajajaja)


Enrollé unas telitas para decorar y hacer una cajita de los tesoros, con varias cositas dentro.  

A la cajita le pegué una puntillita blanca. 
El mantelito también sirve de manta de picnic...

En la rodajita de madera, transferí una imagen de Beatrix Potter .

Con unos cuantos abalorios hice un pequeño colgador para el dormitorio (en mi casa tengo muchos, me encantan y los llamamos "Tililines").




Y ya conocéis el resultado final...



Si queréis ver más fotos, esta vez con la casita habitada, en la entrada anterior os las muestro.




No me acordé de hacer fotos de como quedaba vista en vertical la casita cerrada, pero aquí se puede ver un poco...

La primera vez que supe de estas familias tan bonitas, me enamoré de ellas enseguida, me recordaban tanto a los dibujos que veía de pequeña de La Aldea del Arce y también a los personajes de los cuentos de Beatrix Potter .

Ojalá esta entrada tan larga donde os muestro el proceso, no os haya aburrido demasiado y os pueda dar alguna idea para algunos de vuestros proyectos.


¡Hasta el próximo día! :)