miércoles, 27 de julio de 2011

Rodolfo Caracol

Lo encontramos en las navidades del 2008 mientras hacíamos una ensalada, apareció diminuto e indefenso pegado a una hoja de lechuga y en el mismo instante en que lo vi, le bauticé: "¡RODOLFO!" y decidí adoptarlo :) cuando lo encontramos, era muy chiquitito.

Mi cuñado me dijo: "¡suéltalo libre al parque!" Y pensé... estem... parque... ¿parque? ¿te refieres al diminuto circulo de cemento de abajo, ¿con un árbol en el centro? ¡¿Es que no sabes donde vivo??!!

Ademas pensé... si los caracoles como este, se alimentan de lechuga por que lo encontramos en la lechuga... pues como va a sobrevivir tan chiquitín en un parque, ¿con un solo pino? no me pareció bien abandonarlo... ¡así que se quedó en la familia!  


Primero, nada más verle, me vino a la mente el nombre de Rodolfo y después pensé que seria gracioso que fuera Argentino, me lo imaginaba diciendo "che, viste..." como mis amigos de Argentina, que tanto quiero... así que le puse nombre compuesto: "Roberto Rodolfo" y siempre que le hablaba, me imaginaba que él respondía en argentino... hasta me lo imaginé enamorado de la actriz "Florencia Bertotti" (os aseguro que no estoy loca.. lo parece, si... ¡pero nooo! jajaja).


Y creció y creció.... y un día cambiándole la lechuguita, sonó el teléfono y lo perdí de vista por un segundo... ¿no decían que los caracoles no corren? cuando volví a mirar ¡ya no estaba!

-¡¡Dios!! Rodolfoo ¿donde estaas?? busqué por todos lados y no aparecía, llamé a mi madre...

-"¡mamá se ha perdido el caracol!" y ella, la pobre, diciéndome donde podría ser que estuviera, y nada... yo me puse taan triste... Luego comenté lo que había pasado a varios amigos de internet y mi madre a mis hermanas y durante un día, todo el mundo me preguntaba.. ¿ya apareció? ¿ya apareció?

"¡Noooooo :'''''( !" Decía yo a moco tendido, encima mi gatita Sally andaba por ahí... y ¡oh oh! a que se lo come!!


Entonces toda desesperada, me siento a los pies de mi cama y miro hacía delante en la estantería llena de libros... ¡y lo veo! ¡Pero como has llegado hasta ahí!

Estaba pegado a mi libro de colorear mándalas y a este, le faltaba un trocito...

-"Rodolfo... ¿te has comido mi libro??" y en respuesta el pobre soltó una cacarruta naranja... "seeee ¡te has comido mi libro!!"

Por suerte, se recuperó y seguimos soltándolo por la casita para que paseara, siempre bajo vigilancia, por que no veas las artes escapistas que tenía...


Cuando iba a casa de mis padres o de amigos, lo metía en su maletita con agujeritos en la tapa y me lo llevaba, ¡todo el mundo lo conocía!


El 24 de Junio de 2010, murió... nos regaló dos años maravillosos, ahora estará en el cielo de los caracoles, poniéndose hasta arriba de lechuga.

Nos dejó, todas sus aventuras.






("Entrada Recuperada": En 2014 decidí trasladar mi blog de crafts a mi blog de cuentos, para así reunirlos en uno solo, por eso las fotitos de los comentarios en estas entradas trasladadas, no salen).

9 comentarios:

  1. Me he reido un montón con esta entrada!! Salvo por el desenlace, claro!! No sabia que un caracol podria ser tan buena mascota! Besos.

    ResponderEliminar
  2. jejejeejej que suertudo fue rodolfo!!!!!! si lo hubierais abandonado a su suerte en el "parque", seguro que hubiese muerto antes.....un pisoton...un niño curioso.....
    Yo de pequeñita durante los veranos siempre adoptaba a dos o 3 caracolillos y los alimentaba y les hacia alguna que otra trastada.....cuando terminaba verano,y volvia a la ciudad, los volvia a dejar en el monte.....

    ResponderEliminar
  3. Que gracia me has echo reir un rato la pena es como termina....un besito

    ResponderEliminar
  4. ainssssssssss que linda historia cielo me alegra un monton que mis caracoles te lo recuerden, lo que no me hubiese imaginado es que se pudiese adoptar un caracol jajajaja eres la pera y ademas lo llevabas de visita , me encanta eres un sol y como tu muy bien dices ahora se estara poniendo morao de lechuga, puedes estar contenta por todo lo que le diste
    besos preciosa

    ResponderEliminar
  5. mi vida me he hartado de reir! tu caracol era guapisimo ^:^ no sabia que hubieses tenido uno y menos durante tanto tiempo! lastima que no s ehayan conocido con Iker y Carmen Porter podrian haber hecho una fotonovelaaaa jajaja a ver voy a intentar postera esto porque ya sabes que nunca me dejaaaa cruzo dedooooos

    ResponderEliminar
  6. ......JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJA......... eres la releche !!!!!!!!!!!!!!!!.......jajajajajajajajajajajaja....genial ....

    un besazo !!!!!!

    ResponderEliminar
  7. XD kon la necesidad de reirme ke tengo hoy lo ke he disfrutao leyendo tus aventuras kon R.R jajaja Roberto Rodolfo XD ke buena ke eres!! jajajaja yo la maskota más rara ke he tenío fué una gallina, ke mi madre kuando llegó a kasa y la vió yo no estaba, me mandó un mensage pa preguntar ke ké hacía el bicho allí, le dije ke era nuestra nueva kompañera ke se llamaba Kostra, y me dijo ke pa eso iba a servir, para hacer arroz kon kostra XD no fué ese su final, pero sí es verdad ke meses despues ke estaba ya grandota se fué a vivir al kampo, estaba más feliz allí. Rodolfo salió más kasero ^^ ke gracioso!!! Besikos!!

    ResponderEliminar
  8. jajajaj he descubierto tu blog y estás xiflá!!! me encanta ;P ale te sigo pa poder seguir tus aventuras!!

    ResponderEliminar
  9. De verdad que eres irrepetible hasta tienes traza para adoptar un caracol y encima lo bautizaste y ahora de premio te ha aparecido Margarito se llama tu nuevo caracol...

    Besos guapetona

    ResponderEliminar