jueves, 16 de marzo de 2017

El Regreso del Petirrojo


¿Sabéis de ese tipo de personas, que siempre van cámara en mano, ya sea del móvil o de una réflex? Bueno, pues definitivamente, esa no soy yo.

Siempre fui y me temo que seré (aunque hago poco a poco avances), la mujer de las cavernas.

Por eso fui la “rarita” que aún no tenía móvil cuando todo el mundo ya tenía y después pasé a ser la “rarita” por ser la única que iba con un ladrillo, mientras todo el mundo tenía un móvil de última generación. Así que cuando voy a algún lado, siempre acabo dejándome el móvil o pasando olímpicamente de la cámara.

Y no creáis que no me arrepiento de esto en muchas ocasiones, pues a veces veo cosas preciosas y me sabe mal no inmortalizarlas. Encima el Sr. Luno es un poco como yo en estas cosas; y así nos vimos una vez, perdidos en mitad de la montaña y sin manera de comunicarnos con nadie. Ese día fue una pesadilla, pero eso ya es otra historia…

Esto no significa que no nos gusten, a él le encantan los juegos de pc y a mí los blogs, las redes sociales… aunque no las tengo enlazadas al móvil, así que si quiero escribir, etc. Me tomo un tiempo relajadamente sentadita en el ordenador.

Por eso en ocasiones si ando liada, me desaparezco un poquito. Pero es la manera de no saturarme, pues las tecnologías aunque me gustan, siempre me agotan un poco.

Pero un sábado bien temprano, al despertar, le dije al Sr. Luno que necesitaba ir a por unas ramitas para hacer un trabajo. Él ese día estaba un poco cansado y fue difícil de convencer, así que se me ocurrió que podríamos ir a la montañita que tenemos más cerca de nuestra pequeña y gris ciudad.

Vivimos en una ciudad cerca de Barcelona, bastante bien comunicada, pero sosa, gris y desangelada.

Cuando por fin logré que se levantara de la cama, me acordé que podría llevarme a la mini excursión, unos amiguitos nuevos…


Los conocimos días antes, en una hermosa juguetería del centro de Barcelona.

Joguines L'ou

Así que por esta ocasión, me llevaría la cámara. 


Cuando llegamos allí, las hojas de pino dibujaban el cielo…


Y había muchísimas ramas por el suelo, así que pude hacer buen acopio para manualidades y entretenerme haciendo fotos.



La mariposa discreta…


y mis amiguitos, cobraron vida…


Paradita para desayunar... 



-¡Cariño! Gírate, despacito…

Y entonces lo vi.

¡Un… un petirrojo! ¡Dios mío un petirrojo de verdad!

Era regordete y saltarín… no paraba de dar saltitos cerca de nosotros.

Se me escaparon las lágrimas.

-Cariño… cariño… tú sabes lo que significa…

-Si mi amor, ya lo sé, anda saca la cámara despacito, que no se asuste.

Hice las fotos con el zoom para no asustarlo, la lástima es que no funciona demasiado bien. 
Las amigas que me estéis leyendo y me conozcáis de hace tiempo, sabréis lo que significan para mí los petirrojos, por eso hace unos años creé para este blog una colección llamada “Secret Garden” inspirada en mi amada novela “El jardín secreto”, que tenía como absoluto protagonista al petirrojo.

Ese amiguito que le indicó el paradero de la llave, a Mary Lenox… una llave que abría el jardín que se convirtió en refugio y esperanza de la niña. Toda una metáfora, de la vida.

Y al rato, cuando no podía más de la emoción, apareció otro más esbelto y escurridizo.


La vida es así.

De todos los paisajes bellos de los que he disfrutado; los campos de Jaén en la casita del pueblo, los bosques de Girona en la casita familiar del Sr. Luno, las excursiones de mi trabajo, con los nenes. Las casitas de mis amigos en la sierra de Madrid o en Teruel… 

De todos aquellos lugares, de los que no hice fotografías, pero los tengo grabados en el corazón… En este lugar, en el menos agraciado de todos. Me encuentro por primera vez en persona, con mi querido amigo, el petirrojo.

Y lo que nunca me hubiera perdonado, es no haber tenido la cámara, en ese momento en la mano.


Necesitaba tener constancia, de su regreso.

Pues en seguida supe, que era una señal.


En una de las ocasiones, en las que me fui. La más larga de mis ausencias, fue porque me enteré de algo que me dejó el corazón roto en mil pedazos. Entonces la desilusión, lo envolvió todo.

Pero ahí estaba mi viejo amigo, el pequeño petirrojo. Esta vez manifestándose de forma real.

Él había regresado.

Y ya era tiempo, de que regresara. Yo también.


38 comentarios:

  1. Ainssss Lua, eres una auténtica soñadora, una mujer sensible y de luz -aunque tengas tus sombras éstas hacen que tu luz brille más-

    No me gustan los pájaros, excepto el halcón y el búho y ninguno de los dos son muy delicados, la verdad, jajaja. Pero el petirrojo lo es, como tú.

    Eres delicada como una flor y fuerte como la raíz. No dejes que nada ni nadie te cambie ;)

    Preciosa entrada.

    Besitos, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, cielo mío. Me gustaría cambiar, pero para mejorar las cosas que no me gustan de mi.

      Eres tan maravillosa... mi precioso halcón <3

      Y mi buhito sabio :)

      Eliminar
  2. Que locura de entrada, me has hecho sonreír a cada rato, me he sentido atrapada en la lectura, me he ilusionado con tu emoción, a cada momento te quería interrumpir para decirte "lo ves hay que llevar la cámara". Gracias por tu juventud de sentimientos.
    “El jardín secreto” es uno de los libros preferidos de mi hija. Un abrazo alegre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ester! Me da alegría siempre que te leo, que bonito que sea uno de los libros favoritos de tu hija. Me encanta que tengamos cosas en común.

      Jajajaja si... debería de llevarla más, soy un desastre!! jajaja

      Tu también me transmites en tu blog, un sin fin de sentimientos.

      ¡Besicos preciooosa!

      Eliminar
  3. Ya veo que tú no eres de móvil, ahora que tan de moda está, y que se usa más como cámara y para washapt y otras cosas más que para hablar por teléfono, pero lo importante es captar los bellos momentos desde donde sea para guardarlos, como has hecho tú, ¿qué importa sea desde el móvil? si tú has captado maravillas, querida Lua, y lo más importante, es retenerlas en la cámara de la memoria.

    Me ha encantado esta entrada, tan mágica, y tan entrañable, parece que, cuando te he ido leyendo y viendo las fotografías, me adentraba en un mundo de mágica fantasía que me ha llenado de paz, me has llenado de vida pero sobre todo de magia.

    Maravillosa tu entrada, un placer haber estado aquí.

    Besos enormes, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, María :) gracias por pasarte y dejarme tus palabras lindas. Besos, preciosa.

      Eliminar
  4. Ves, lo que muchas veces decimos; la esperanza es lo último que se pierde.En cada cosa, siempre hay un motivo o una razón; que buenos recuerdos te trajo la presencia del petirrojo.-Es lindo de verdad.Y por lo que veo estos osetes merendones estaban disfrutando de lo lindo menos mal que no te lo espantaron...


    Vamos que fue una salida de esas que todo va a pedir de boca,(redonda).


    Lua cuanto se valora esa cercanía que tienes y sobre todo esa ilusión por las cosas.Te lo digo de corazón eso es un don ,que ayuda muchísimo a ver el lado bueno de las cosas y poder disfrutarlas doblemente.Como bien dices hoy se vive colgada o enganchada a las redes pero es como un escenario que una vez que se apagan las luces si no sabes volver a la realidad te encuentras perdida.

    Un beso y un abrazo con todo mi cariño







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bertha eres tan bonita... gracias por decirme siempre cosas tan preciosas. Eres tú que estás llena de colores y de amor, por eso lo ves todo con tanta luz. A través de tus ojos, siempre me siento bonita y te lo agradezco tanto... gracias por hacerme sentir especial con cada una de tus palabras y de tus visitas. Gracias por acompañarme en todos estos años.

      Besos, cariño mío <3

      Eliminar
  5. Entiendo lo q te pasa, en eso coincidimos ;)
    Y me hiciste el día con las fotos, sobretodo si tienen un significado especial para ti. Hay que tomar fotos más a menudo 😉 aunque de todas formas los momentos especiales quedan grabados en el corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sophie! :) Si es que soy muy desastre, por eso no hago... no es que no me gusten. ¡Besitos preciosa!

      Eliminar
  6. No tendrás un don para la tecnología querida amiga,pero el don de la palabra si lo tienes!
    Un relato adorable y entrañable!
    Un lujo poder contemplar ese petirrojo y fotografiarlo!
    Eres muy sensible y eso se nota en tus letras siempre,no cambies!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a las dos, preciosas :)

      Si que soy sensible... para lo bueno y para lo malo jajaja

      Petonets, bonicas!!

      Eliminar
  7. Pues valió la pena que te llevaras la cámara, unas fotos preciosas.
    Yo tampoco soy de muchas tecnologias. Me encanta como escribes.
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta :)

      A mi me encanta visitarte, haces preciosidades y se nota el cariño y el amor, que le pones a todo lo que haces. Besitos.

      Eliminar
  8. Que maravilla que pudiste ver a tu amigo petirrojo y que linda familia de zorros.
    Siempre es un placer leerte, saludos!

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo perfectamente con lo que escribiste acerca de la tecnología.Yo también tarde en utilizar el móvil para hacer fotos y estar en las redes sociales.
    Me alegra que te guste compartir tus bellas fotos en blogger.
    Un saludo.

    http://terradaflor.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marisa! Uy tienes el mismo nombre que una persona que quiero muchísimo, allá que voy a tu casita a conocerte.

      ¡Besos!! :)

      Eliminar
  10. Uy me gusta como escribes , te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!! Graciaaas!!

      Tengo que ponerme al día con tu casita, que he estado desconectada unos cuantos días y ya voy atrasada con todo!!

      Besos :)

      Eliminar
  11. Qué monada el petirrojo!!
    Deberías hacer un esfuerzo por no dejarte la cámara, haces muy buenas fotos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Celia! :D Si al menos tuviera una cámara un poco buena... jajaja soy un desastreeez!!

      ¡Besicoos!

      Eliminar
  12. Mmmm pero qué cosa más cuca!! jajaja qué suerte poder fotografiar a ese pequeño petirrojo (siento llegar tan tarde aquí cielo, en realidad llego tarde a todas partes xD! lo mío es imposible en la blogosfera y fuera ) me ocurre como a ti con el móvil, hasta hace dos años mantuve mi particular cruzada en contra de su uso.. en mi casa tenia todos, yo me negué... solo lo usaba cuando salía de viaje y poco más, pero no he podido seguir con mi cruzada.. en el trabajo el móvil ya es un instrumento imprescindible aun así lo uso lo mínimo... aunque he descuvieto que meeencantan los mensajes de voz ... como hablo muchísimo, dejo mensajes de voz kilométricos y me escuchan en cómodas plazos jajaja meeencanta la fotografía pero no se hacer nada que merezca la pena ... últimamente me hace gracias porque estoy como tú venera a hacer fotos a árboles pero lo mío son churros totales jaja o los corto por arriba o por abajo... quiero sacar una rama y planto le dedo en medio del objetivo.. en fin, lo dicho una calamidad... gracias cielo, me ha encantado este ratito.

    Un beso grandísimo y por favor perdón por el inmenso retaso, con tanta casa como tienes no doy abasto jajaja pero es un gusto leerte donde sea que te lea graciaasS!


    Un beso grandísimo LUA bonita ( jaja la canción que me pusiste el otro día me la cantaba mi padre .. casi lloro al escucharla .. hace 11 años que murió .. siempre sieeeempre cantaba ..de todo, pero las rancheras y los corridos mejicanos le chiflaban :-)



    * También a mi me parece preciosa “El jardín secreto” ; )



    MmuaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡María cielo! Me hace muy feliz que a ti también te guste "El Jardín Secreto" de esa autora también adoro "La Princesita". Gracias por pasarte y dejarme siempre las más bellas palabras, sabes que en el tiempo que te llevo conociendo por estos mundos, te tengo ya un cariño inmenso, por que es lo que provocas, que te queramos casi al toque de conocerte.

      Nunca llegas tarde preciosa, al contrario, si soy siempre yo la que llego tarde siempre a todos lados... entre que a veces me desaparezco por que no doy a basto, otras por que me pongo pachucha o como en esta ocasión, se ha puesto pachucha mi madre... el caso es que cada tanto algo sucede y me desaparezco, pero siempre siempre vuelvo.

      ¡¡Besitos corazón!! <3

      Eliminar
  13. Que son los petirrojos? Yo también he sido rarita para algunas cosas, por ejemplo jamas tuve Facebook era algo que me espantaba jiji, que soñadora y creativa historia ;) Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!! A raíz de escribir mis cuentecitos, me hice una pagina de Facebook y esas cosas... pero uso mucho más el blog, la verdad.

      ¡Besicos!

      Eliminar
  14. Hola preciosa!! tus historias como siempre, son divertidas y entrañables, un placer leerlas, me transportan a otra esfera ;)
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cande! Gracias hermosa :)

      Recién hoy fui a hacerte una visita preciosa, he tenido a mi madre unos días pachuchilla y no he tenido mucho tiempo de ir a bloguear.

      ¡¡Besitos!!

      Eliminar
  15. Me he sentido muy identificada en la primera parte, sobre lo de rarita. Aquí tienes una más. Pero es precioso que seas así, pues si te desprendes de la tecnología al final disfrutas más de todo lo que nos envuelve y, como dices, aunque no lo tengas en tu disco duro o en el móvil, qué mejor lugar que el corazón. Tus animalitos son un encanto y si estar con ellos como modelos te sirvió para avistar dos petirrojos....ay! Qué momento más emocionante. Ambos muy bonitos, me he enamorado del primero, del regordete. Qué preciosos! Como siempre, un gusto leerte, aquí siempre hay dulzura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Elisa boniitaa!! Ayyy que felicidad me da cada vez que te veo, gracias por pasarte linda!

      ¡¡Muchos besicooos!! :D Así apretaos como los que tu das ¡muaaaah!

      Eliminar
  16. Querida Lucía, cada vez que paso a visitarte me voy con una sonrisa en la boca, paso un rato muy agradable leyéndote, haces que me quede enganchada a tus historias y siempre me saben a poco! Imagino la emoción que sentiste al ver el petirrojo, y el nerviosismo por captar una imagen del momento, me alegro mucho que lo consiguieras!
    Tus nuevos amigos son monísimos, y tengo que decirte que yo también soy de las que ando siempre un paso por detrás en las tecnologías...
    Un beso muy fuerte, que disfrutes del finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Cristina!! :) Siempre es un placer leerte y visitar tu casita me encanta, siempre haces cosas maravillosas.

      ¡Besos preciosa!

      Eliminar
  17. Yo fui la ultima de mis amigas en tener un smartphone en 2012, y porque insisti mucho a mis padres, si no...ja ja ja ja suelo ser la ultima para estas cosas
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! jajaja yo también... la verdad es que las tecnologías y yo en general, no nos llevamos demasiado bien, pero para ser justa, todo lo que sea estar conectada con personas de otros lugares me atrae mucho. Pero más a nivel de blogs, etc. Por ejemplo no tengo whatsapp...

      ¡¡Besitos!! :)

      Eliminar
  18. Aunque no tengas nada nuevo te dejo mis saludos y besos.

    Muackkss feliz día, preciosa .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María!! Muchas gracias preciosa, se agradecen un montón tus cariñitos, muaaah!! :)

      Eliminar
  19. Me ha gustado mucho las fotos,y los muñequitos,jejj qué graciosos!!!
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!! Ayy que no había visto este comentario.

      ¡Gracias por pasarte! Me pone muy contenta que te guste :D

      ¡Besitos!

      Eliminar